El correcto uso de los sedantes – Conferencia de Rocío Lazo

_MG_7178

Para hablar del buen uso de los sedantes odontológicos, es necesario distinguirlos en tres tipos: Sedación consciente, sedación profunda y la anestesia general.

En el caso de la sedación consciente, esta se elige cuando los procedimientos van a ser cortos y el grado de ansiedad del paciente no es muy elevado, por lo que va a aceptar la sedación, teniendo un resultado favorable.

Generalmente la sedación profunda, es cuando el procedimiento suele ser mucho más largo, además de haber hecho uso de una sedación consciente previa y no funcionó.

Finalmente, la anestesia general, es cuando se trata de un paciente sistémicamente comprometido y su intervención es necesariamente quirúrgica.

_MG_7186

“Para poder trabajar con sedación, es necesario tener un ambiente apropiado y no correr el riesgo de que el paciente tenga problemas durante la intervención, además de que nosotros como médicos, debemos tener un consentimiento informado donde el paciente firme y acepte todos los procedimientos que le vamos a realizar”, indicó Lazo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s