Padecimientos que pueden causar Incapacidad de Laboral

Existen dos tipos de incapacidad laboral: La incapacidad temporal que se define como la situación en la que se encuentran los trabajadores incapacitados temporalmente para la actividad debido a una enfermedad y la incapacidad permanente que es la situación del trabajador después de haber estado sometido al tratamiento prescrito y de haber sido dado de alta médicamente, presenta reducciones anatómicas o funcionales graves, susceptibles de determinación objetiva y previsiblemente definitivas, que disminuyan o anulen su capacidad laboral.

La incapacidad permanente tiene tres grados diferentes: La Incapacidad permanente parcial para la profesión habitual que se define como situación de incapacidad que, sin alcanzar el grado de total, ocasiona al trabajador una disminución no inferior al 33% en el rendimiento normal para su profesión, sin impedir la realización de las tareas fundamentales de esta.

La Incapacidad permanente total para la profesión habitual, se define como la incapacidad que inhabilita al trabajador para todas las tareas o para las tareas fundamentales de su profesión, siempre que pueda dedicarse a otra distinta y la incapacidad permanente absoluta es aquella que inhabilita por completo al trabajador para toda profesión u oficio.

Entre los principales padecimientos que ocasionan la incapacidad total se encuentran:

  • Síndrome de dolor regional complejo mano-muñeca
  • Parálisis del tronco medio
  • Pérdida parcial de la clavícula
  • Luxación del codo que no puede ser resuelta quirúrgicamente
  • Rigidez articular de la cadera con ángulo de movilidad desfavorable.
  • Síndromes de vibración de mano y brazo (enfermedad del dedo blanco) con parálisis espasmódica
  • Síndrome de dolor regional complejo hombro-mano
  • Síndrome de dolor regional complejo hombro
  • Trastornos mentales
  • Cánceres

Suele ser muy fácil decir cuando se ha producido un accidente, y se dispone de técnicas avanzadas para descubrir las causas de los accidentes, pero no ocurre lo mismo en el caso de las enfermedades profesionales. Es totalmente difícil demostrar que una enfermedad es directamente atribuible a la actividad laboral del trabajador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s