La Telemedicina en estos días.

La Telemedicina está basada en el uso de la tecnología con el fin de que la medicina llegue a todos los pacientes y a los lugares más distantes de una región, país o del mundo. La  ventaja de esta tecnología no es solo la comunicación, sino también su potencial educativo.

¿Cómo funciona?

Por ejemplo, a través de ella, un doctor de Lima puede tener consulta con un paciente que vive en Chachapoyas, si sufre una enfermedad larga no tendrá que ir hasta Lima para ser atendido. En ese caso, pueden usarse herramientas como videoconferencias. “Se pueden monitorear pacientes que están en un tratamiento crónico, como un hipertenso que tiene que asistir bimensualmente a una consulta. También se pueden hacer consultas con especialistas que no están muchas veces ubicados en todos lados”, declaró el Dr. Alfredo Aguilar Cartagena.

Telesalud

Podemos encontrar a la Telemedicina dentro de este concepto como uno de sus ejes. Además de ella, existen otros tres: La telecapacitación para coordinar charlas y conferencias; la telegestión que permite dirigir una red hospitalaria a través de la tecnología de manera más sencilla y, por último, el eje de la información.

Asimismo, existen subcategorías dentro de la telemedicina. Se encuentra entre ellas la teleconsulta: interconsulta que permite que especialistas puedan tomar muestras en un determinado lugar y enviarlas a otra localidad para su análisis.

¿Cuáles son los retos que tiene que afrontar la telemedicina?

El primer reto a tomar en cuenta es la concientización, hacerle saber al paciente que si bien es cierto la telemedicina no se iguala a tener al médico frente a frente, le permite estar de una forma muy directa con él a pesar de la distancia, y que este es un beneficio que ahorra mucho tiempo y dinero al usuario.

Por otro lado, se debe evitar el sobreuso de la tecnología en materia de prescripción. El profesional de salud debe estar entrenado en identificar los casos que no son para telemedicina y cuándo citar a su paciente en persona. Si bien es cierto, la tecnología puede ayudar a descongestionar los servicios de salud, no puede exagerarse en su uso sin tener conciencia de qué tanto puede afectar al bienestar del paciente.

“La telemedicina no reemplaza a la consulta interpersonal. Cada una tiene su momento, aplicación y oportunidad. No se reemplazan pero sí se apoyan”, finalizó el Dr. Aguilar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s