Medicina Ocupacional: Principales peligros físicos y enfermedades relacionadas

Conversamos con Oscar Ramírez Yerba, coordinador de la Maestría en Medicina Ocupacional y del Medio Ambiente del Posgrado de la Universidad Científica del Sur acerca de este tema.

Muchos riesgos en el trabajo son evidentes, como los objetos filosos, los pisos resbalosos y los líquidos calientes. Sin embargo, otros riesgos, como los movimientos repetitivos y las sustancias químicas, pueden estar ocultos. En ocasiones es difícil darse cuenta si el dolor en los brazos, manos o espalda fue causado por los movimientos repetitivos en el trabajo. También puede ser difícil darse cuenta si una enfermedad que padece un colaborador fue causada por las sustancias químicas en el trabajo. 

Es importante tener conocimiento de los distintos tipos de riesgos a disminuir en el trabajo, tanto los que son evidentes como los ocultos. Los riesgos en el lugar de trabajo se pueden separar en distintas categorías, por ejemplo, riesgos de seguridad, riesgos químicos y biológicos, y otros riesgos para la salud, como el ruido, el calor y la radiación, que no entran en las dos primeras categorías. Otra categoría son los peligros físicos, de los cuales detallaremos unos ejemplos.

Los peligros físicos están presentes en la mayoría de industrias y procesos productivos, “por ejemplo el ruido industrial sobre los 80 dB (decibeles) produce la enfermedad profesional denominada daño auditivo inducido por ruido que es una hipoacusia neurosensorial bilateral con características típicas por exposición a ruido, además de otros efectos extra-auditivos. Otro ejemplo es la vibración de cuerpo entero en trabajadores conductores de vehículos a todo terreno (tractores, camiones, etc.) que están expuestos a una vibración que supere 0.7 mseg2 de transmisión vertical, la cual provoca la enfermedad profesional llamada discopatía de columna vertebral”, comenta Óscar Ramírez.

Riesgos Ergonómicos: Una categoría importante a tomar en cuenta

Los riesgos ergonómicos son causados por el mal diseño del equipo y el trabajo. Éstos producen desgaste innecesario del cuerpo. El resultado puede ser dolor y daño a largo plazo en las manos, los brazos, el cuello, la espalda, los pies o las piernas. Entre los factores de riesgo que pueden ocasionar lesiones ergonómicas están los siguientes: repetición, fuerza excesiva, postura extraña, presión directa, vibración.

“Sin embargo no solamente es la exposición al riesgo ocupacional, además deben coexistir otros factores o criterios de causalidad, que el médico ocupacional podrá determinar o estudiar para realizar la asociación del nexo causa-efecto; una vez que se determine esta asociación se deberán tomar las medidas de prevención a diferente nivel, además de las prestaciones de salud y económicas que correspondan en cada caso. El objetivo del estudio de los riesgos físicos es importante en el rol de prevención bajo el amparo del marco legal vigente”, finalizó Óscar Ramírez.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s