Smart City – Un futuro alcanzable

Para poder hablar de una Smart City, debemos hablar de ciudades sostenibles. Conversamos con Paola Astete Ochoa, Coordinadora del programa de especialización en Planificación y Ciudades Sostenibles de la Universidad Científica del Sur, quien nos dio un alcance sobre este tema.

Según las Naciones Unidas y dentro de los objetivos de desarrollo sostenible tenemos, el Objetivo de Desarrollo sostenible (ODS) 11: “lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles”. Por lo tanto, podemos definir que una ciudad sostenible es aquella que, a nivel social y cultural permite que sus ciudadanos tengan calidad de vida, que a nivel económico exista un crecimiento sin desigualdades y que los ciudadanos gocen de un ambiente sano y libre de contaminación. Todos estos requerimientos garantizan un mejor planeta para las generaciones futuras.

Podemos definir el concepto de Smart cities como un movimiento que mejora la habitabilidad de las ciudades, el cual se soporta sobre una gestión eficiente y sostenible aprovechando el gran volumen de información que permite que todos los ciudadanos estén interconectados digitalmente.

Gracias a la tecnología actual, una ciudad puede ser programada, planificada, monitoreada y analizada en tiempo real. Esto es un logro ya en algunas ciudades de Asia y Europa.

Ejemplos de Smart Cities en el mundo

Dentro de los ejemplos más resaltantes de Smart cities tenemos a Tokio, por su gestión energética, movilidad inteligente y el despliegue de tecnología NFC (Near Field Communication). Otro ejemplo también sería Singapur, ya que la ciudad cuenta con una red de sensores interconectados a internet que recopila datos en tiempo real para monitorear su funcionamiento y permite que se detecte riesgos de inundaciones, desórdenes de tráfico, calidad de aire, etc.

¿En qué estado se encuentra Lima?

Lograr que Lima se convierta en una Smart city no es un sueño inalcanzable. Los requerimientos para lograrlo requerirían de inversión por parte de los municipios y gobiernos centrales, apostar por tener tecnología en el monitoreo de todos los aspectos urbanos y reforzar la educación ambiental de las personas.

Es decir, Lima puede convertirse en una ciudad inteligente si es que las autoridades y las personas asumimos el reto, no sólo basta con tecnología, se requiere generar estrategias sociales para lograr una aceptación social de los cambios, finalizó Paola Astete.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s